Imagen de iOS (10).jpg
Imagen de iOS (11).jpg

Profhilo es ácido hialurónico (AH) inteligente que actúa como tratamiento de biorremodelación con efecto tensor inmediato. Tiene una acción biorregeneradora que estimula la producción de nuevas células y un efecto tensor que hace contrarrestar la distensión de la piel mientras remodela la cara. Contiene una de las concentraciones más altas de ácido hialurónico y ofrece una eficacia prolongada en el resultado sin la adición de agentes químicos reticulantes. Una vez es inyectado, Profhilo trabaja en la regeneración de la piel desde lo más profundo. Funciona como un tratamiento preventivo en personas jóvenes y como un tratamiento anti-envejecimiento para las personas de edad más avanzada. Profhilo es ácido hialurónico en su mejor versión.

​         

Profhilo es un tratamiento de vanguardia con tecnología patentada IBSA, para combatir la flacidez y el envejecimiento de la piel. Ofrece una intensa hidratación sin voluminizar la zona tratada. Favorece una remodelación dinámica multinivel; remodela la matriz extracelular mejorando su elasticidad y capacidad de soporte, promoviendo y manteniendo la viabilidad de fibroblastos, queratinocitos y adipocitos. Fue desarrollado con tecnología NAHYCO de IBSA, sin agentes químicos. Contiene unas de las concentraciones más elevadas de AH que actúa sobre las tres capas de la piel. Cuenta con estudios científicos que demuestran su eficacia en la regeneración del tejido, capaz de revertir los efectos de la laxitud cutánea, y cumple con las normas Europeas (CE) y de Estados Unidos (FDA) para su uso en Medicina Estética.
 

   
Imagen de iOS (22).png
Imagen de iOS (20).png
Imagen de iOS (6).jpg
Imagen de iOS (7).jpg
Imagen de iOS (9).jpg

      

¿CUÁNTO HAY QUE ESPERAR PARA VER LOS EFECTOS DEL ÁCIDO HIALURÓNICO EN LA PIEL?
A los 30 días después de aplicado el tratamiento completo podrás observar mejoras en textura, elasticidad e hidratación de la piel con un efecto tensor inmediato. Si bien, para los primeros resultados estéticos se suele esperar al menos entre tres o cuatro semanas; este tratamiento, de hecho, debe llevarse a cabo en ciclos, es decir, debe repetirse a intervalos regulares. Los efectos del tratamiento duran aproximadamente 6 meses, cuando se recomienda volver a aplicarse.

 Se requiere un mínimo de dos aplicaciones, separadas por 30 días, pero el tratamiento estará sujeto a las condiciones de cada paciente.