¿Qué hace que aparezcan bolsas y ojeras?


La piel que rodea al ojo es más frágil y sensible que la del resto del cutis y, además, contiene menor cantidad de fibra de colágeno y elastina. De ahí que se convierta en una zona más expuesta a los daños.

Y es tan sensible que pueden ser muchos los factores que originen la aparición de bolsas y ojeras pero, entre los más frecuentes encontramos:

Genética. Sí, en este caso también nos juega una mala pasada. El tipo de piel que tenemos, especialmente si es fina o pálida, deja entrever los vasos sanguíneos, haciendo que el contorno de ojos parezca más oscuro, o incluso tenga un color rosáceo. Manchas. Una excesiva exposición solar puede provocar manchas debajo de los ojos, especialmente si se tiene tendencia a hiperpigmentar en esa zona. Problemas en los ojos. Especialmente cuando hay escozor, irritación o sequedad general en la zona, pueden aparecer ojeras o bolsas por el constante tocamiento del contorno. También in fluyo el forzar mucho la vista o tener que fijarla durante un largo periodo de tiempo. Cansancio. O lo que es lo mismo, un descanso incorrecto. Llorar. Aunque suene extraño, es cierto que llorar mucho provoca la formación de edemas y, con ello, la aparición de bolsas y ojeras. Alimentación. No podía falta y es que, como hemos visto en muchos otros post, es fundamental para la apariencia y salud de nuestra piel. Tanto las carencias alimenticias, un consumo alto de grasas o la falta de hidratación, hacen que las toxinas se acumulen provocando coloración oscura debajo del ojo e hinchazón en la zona. Envejecimiento. La pérdida de elasticidad y grasa en el rostro que se produce con el paso de los años, hace que los ojos se hundan levemente, haciendo que el contorno de ojos se vea o más oscuro o con inflamación por una concentración de grasa en esa zona. Retención de líquidos. Las bolsas, principalmente, aparecen por esta causa sólo si aparece al levantarnos.

Cuando no podemos disimular bolsas ni ojeras…

Está claro que hay días y días, y no siempre tenemos bolsas u ojeras pero, ¿qué pasa si se notan demasiado o no desaparecen nunca? En este caso, existe la opción de recurrir a un tratamiento médico estético que, sin pasar por el quirófano, consiga reducir un relleno de la zona y un aclaramiento de la ojera. En este caso, los tratamientos con base de ácido hialurónico obtienen unos resultados muy naturales y duraderos.

Otros hábitos a tener en cuenta

Aunque no van a producir su desaparición, si pueden ayudar a frenar su evolución o, incluso, prevenir que aparezcan, es importante que sigas estos 3 hábitos:

Frío. El frío contribuye a reducir la congestión de los ojos. Ahora se ven por todas partes así que no está de más que te hagas con un antifaz creado para esto, lo enfrías en la nevera y listo para usar. Maquillaje. Lo único que hace es disimular las ojeras pero no está de más que, el día que las veas más marcadas, puedas utilizar un corrector y un toque de iluminador. Pero ojo, escoge uno que se adapte al tono y tipo de tu piel. Descanso. Aparte de hacerlo las horas necesarias, procura hacerlo con la cabeza un poco más elevada para favorecer la circulación de retorno durante la noche.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

 | Horario: lun a vie 8:30 a 20hs Sáb. de 9 a 13hs |

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram

Acassuso 96, San Isidro, Buenos Aires

Tel. + 54-11-4743-4100 (rot) - info@clinicabe.com

Clínica Be Medicina Estética. Médicos especialistas en tratamientos estéticos corporales y faciales. Tecnología Premium. Tratamientos para Adiposidad Localizada, Celulitis, Flacidez, Arrugas, Manchas, Depilación Láser.  Rejuveneciento Facial y Modelado Coporal